3 de mayo de 2016

Espejo biselado recuperado

Cuando se reciclan objetos muy antiguos, siempre nos encontramos con alguna linda sorpresa. Y así pasó en el taller cuando una de las chicas trajo un viejo espejo biselado para patinarlo.
Comenzamos a desarmarlo para intervenirlo correctamente y nos encontramos que en el dorso del espejo, habia un sello del vidriero que lo habia colocado del 4 de febrero de 1923. Y así uno puede dejar volar su imaginación e imaginarse alguna historia...
 Y así quedó, con una bellísima patina en blanco y con el recuerdo del sello en la parte de atras del espejo.

Casita de muñecas

Me encanta cuando las chicas traen al taller casitas de muñecas para intervenir. Así que le pusimos manos a la obra y con pintura, decoup...