18 de agosto de 2010

Complementos


Quiero que seas mi complemento y me permitas complementarte.
Quiero enredar mi mano  en la tuya y que vos sostengas la mía.
Quiero dibujar tus sueños y compartir tu mirada y quiero que veles los míos para que al despertar todos los días ilumines mis mañanas.
Deseo amarte con locura sin ahogarte, respetando tu libertad y tu vuelo.
Quiero que me ames como a tu mujer, que me permitas ser la arquitectura de tu esencia.
Quiero que seamos compinches en las miradas, en las sonrisas y hasta en las lágrimas.
Deseo ser el ejército que te apoyará en tus decisiones, que te ayudará a decidir tus estrategias para que podamos compartir juntos la grandeza de los logros obtenidos.
Hoy quiero que seas mi complemento para estar en paz y morirme de tu mano áspera que soportó tanta tempestad y que sé que me dará las fuerzas para emprender ese osado viaje.
Quisiera ser maga para tocarte con mi varita y que entiendas que puedo hacerte feliz en este ultima etapa ya sin retorno, donde los años pasan y la vida se nos acaba.
No quiero vencerme sin intentarlo.
Pude tocar los contornos de tu alma, acariciar tu cuerpo y moldear tus labios. Tuve la sensación de la plenitud imaginada y hasta quizás perdida.
Quiero pedir mi único deseo de que intentemos complementarnos, no sin antes descubrirnos el origen de nuestras arrugas, los surcos de nuestras lágrimas y la plenitud de amarnos.
Quédate conmigo, quédate para volar, quédate para oler, quédate para ver salir el sol y ver nacer las estrellas... quédate para que la lluvia saque nuestros moldes y el viento los una, quédate conmigo para ser sentirme viva.

Casita de muñecas

Me encanta cuando las chicas traen al taller casitas de muñecas para intervenir. Así que le pusimos manos a la obra y con pintura, decoup...