13 de noviembre de 2009

Botellones antic


Un día mi tío Penacho ordenando un galpón me llamo como si fuera una cortonera y me dijo si quería unos botellones antiguos. Los acepté muy feliz pero me trajo como 30, todos sucios, algunos con líquidos de origen desconocido. Mi patio era un caos. Mi prima, socia de este gran emprendimiento botellero, me ayudo a limpiarlos. Algunos los vendimos y otros formaron para de mi vida. Con dos de ellos hice esto: están pintados y entelados.

Ideas para regalar

Cuando tenemos que hacer varios regalos podemos pensar en hacerlos nosotras mismas con materiales muy económicos y rejuntando todo aquello q...