21 de noviembre de 2009

Bancos




Con dos estantes viejos, los corte por la mitad, los peque, les puse patas y le hice una técnica de mosaico blanco común con restos de un florero de biscocho que se me habia roto. Con cosas simples y un simple diseño, el olvidado estante y sin uso puede servir para que tus visitas tengan un lugar agradable donde sentarse.